domingo, 15 de mayo de 2011



FONDANT
(CALIENTE)


INGREDIENTES:
1/2 taza de agua.
    1  taza de azúcar  granulada.
    1  cucharadita de jugo de limón.

PREPARACIÓN:
En un cazo hierva el agua con el azúcar, hasta que tenga punto de hebra (el punto tiene que estar bien definido). Retírelo del calor y añada el jugo de limón. Trabájelo con la espátula de madera hasta que se forme una pasta muy blanca. Viértalo en un mármol y con la palma de la mano mojada en agua fría, amáselo hasta tener una masa blanca. Guárdelo cubierto con un paño húmedo hasta el  momento de usarlo. Al usarlo, póngalo en un cazo y añádale 1 cucharada de agua caliente. Derrítalo al baño de María hasta que esté líqido. Con él se bañan pasteles, roscas y otros dulces.

VARIACIONES:
Pueden hacerse todas las que se deseen añadiendo 1 gota de tinte colorante y 1 cucharadita de extracto  o licor después de  derretido.
Recuerde que el color juega con el sabor.


FONDANT

(FRíO)



INGREDIENTES:

1     taza de azúcar pulverizada,

       medida después de cernida.

1     clara.

1     cucharada de agua.



PREPARACIÓN:

En un tazón bata el azúcar, la clara y el jugo de limón, 10 minutos. Añada el agua y mézclese bien. Queda listo para bañar pasteles.

VARIACIONES:
Como están indicadas en el fondant caliente.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada